Slide background

GUAYAQUIL

Un portal a las maravillas del Ecuador

El Hotel del Parque se encuentra en el exclusivo barrio Samborondón, a tan sólo diez minutos del galardonado José Joaquín de Olmedo Aeropuerto Internacional de Guayaquil. En Hotel del Parque los huéspedes pueden descubrir tranquilidad en el corazón de Guayaquil, el ajetreado puerto con su mezcla dinámica de lo viejo y lo nuevo. Es la ciudad más grande de Ecuador y la casa del comercio del país, los barcos dan vida al río Guayas y su historia está impregnada de cuentos de ataques de piratas y rebelión. El barrio restaurado de Las Peñas sobresale por encima de la ciudad, sus bares y cafeterías se encuentran por la colina sinuosa de Santa Ana, coronada por un casa de faro y una capilla. El Malecón, un camino moderno y un proyecto de renovación urbana de renombre mundial, se extiende a lo largo del río Guayas, cruzando muchos de los iconos de la ciudad. A lo largo de la orilla se encuentran restaurantes y cafeterías, así como un planetario, un museo antropológico y un Museo de Arte Contemporáneo.
El Parque Seminario emociona a los visitantes que van en búsqueda de iguanas que se cuelgan de los árboles y se asemejan a dinosaurios.
Los premiados humedales de la Isla Santay, llenos de senderos ecológicos, se acceden por barco, o en bicicleta atravesando un fabuloso puente recién estrenado.
El hotel está a dos pasos de uno de los teatros más bellos y funcionales del Ecuador, el Teatro Sánchez Aguilar.

Ecuador: Cuatro mundos, un país

La ubicación del hotel lo convierte en el portal perfecto para explorar los “cuatro” mundos de atractivos y experiencias de Ecuador. La ciudad colonial de Cuenca, la impresionante “Avenida de los Volcanes“, los paseos a bordo de un tren histórico, o las playas vírgenes de la “Ruta del Sol” a lo largo de la Costa del Pacífico están todas cercanas. Más allá la increíble biodiversidad de la Amazonía se extiende al este de los Andes.

Las Islas Galápagos

El misterioso archipiélago de 1.000 kilómetros de la costa del Pacífico de Ecuador es considerado como uno de los ejemplos más sorprendentes del mundo de protección y conservación de vida silvestre. Las islas, la inspiración para la teoría de la evolución de Charles Darwin después de su visita en 1835, son el hogar de criaturas inusuales como iguanas marinas, cangrejos de color rojo pasión, y piqueros de patas azules –que curiosamente no muestran temor alguno ante el Hombre-. Por debajo de la superficie del mar, la multitud de peces tropicales, leones marinos, pingüinos, tiburones y tortugas hacen del buceo una experiencia inigualable. Los exploradores pueden alojarse en impresionantes eco-hoteles o a bordo de yates de lujo.